Blogia
LA CASCADA DE BABEL: Historia, Letras, Libros

Gal(iña)Escolas

Gal(iña)Escolas

Calquera mente mínimamente racional sabe que a incorporación da muller ao traballo é un mito se non vai acompañada de medidas de protección á infancia, á familia (sexa cal sexa o modelo desta) e á conciliación. Por fin tiñamos unha rede de escolas infantís da que podiamos presumir e... agora resulta que o máis salientable é que estaba "ideoloxizada" e hai que cambiarlle o nome. Claro, resulta que antes os nenos galegos de 0 a 3 anos entraban ás galescolas recitando de memoria párrafos enteiros de Sempre en Galiza e agora entrarán entonando el "Cara al sol con la camisa nueva que tú bordaste en rojo (huy, perdón, en ¿azul?) ayer...

Sexamos serios. É isto todo o que sabe facer o goberno de Feijóo? Polémicas artificiais sobre o galego, ridículos cambios de nome... cortiñas de fume baratas propias dun goberno desnortado para non afondar nos temas realmente preocupantes: paro, especulación urbanística, desfeitas ecolóxicas das que as hidroeléctricas saen impunes, silencioso afogamento dos centros de educación sexoafectiva Quérote, creación de macroconsellerías ingobernables... Realmente vergoñento. Eu non sei se temos o que merecemos, pero si sei que eu esta Galiza non a quero.

Déixovos un atinado artigo sobre o tema que da título a este post, aparecido hoxe nun coñecido xornal galego e asinado por Xosé L. Barreiro. Por certo: está en castelán, porque este blog é multilingüe e non sufre esquizofrenia ningunha por selo.  

LAS GALLINAS AZULES Y LOS DELFINES COLORADOS

Despolitizar la escuela es una actividad tan estéril y neurótica como politizarla. Porque lo que tienen que ser las escuelas es normales y atractivas, o un lugar donde nadie descubra Mediterráneos. Y decir que la denominación galescolas es más politizada que la de galiña azul es un engañabobos, que quiere ocultar la evidencia de que, si alguna vez hubo política en una escuela -política rancia, pero política al fin y al cabo- fue el día que se creó esa cursilada inerte de la galiña azul .

Decir que la enseñanza se politiza cuando se escolariza en gallego y se cuenta la leyenda del Medulio, y que en cambio se despolitiza cuando se escolariza en castellano y se cuenta la gesta de Covadonga, es un engaño. Porque lo que de verdad politiza cualquier escuela es el hecho de decir -o insinuar- que antes estaban los malos y ahora llegaron los buenos, o que los que hacen inmersión lingüística están utilizando a los niños para asentar su idea, y que los que le dan al péndulo para el otro lado no utilizan a nadie ni tienen ninguna idea que asentar. Las escuelas las politizan por igual la ideologización y la desideologización. Y yo, que no estoy seguro de que los creadores de las galescolas tuviesen detrás un plan ideologizador, no tengo en cambio ninguna duda de que la mano que mece la cuna de las galiñas azuis tiene un programa desideologizador -porque el gallego empieza a ser ideología- que no se lo salta un galgo. Reconozco que nunca me convencieron las escuelas creadas al margen del sistema educativo, y que en modo alguno me identifico con logos que utilizan la banderita para generar en los niños cultura de patria. Pero, por más que lo pienso, no me veo llevando a mis nietos a la galiña azul . Y por eso estoy seguro de que a las galiñas azuis les va a suceder lo mismo que a la calle Ortega y Gasset, a la que siempre se le añadía entre paréntesis «antes Lista», recordando a su antiguo titular. Y ya me veo de viejo, con un nieto cogido a cada mano, diciéndole a María: «Vou levar aos nenos á galiña azul (antes galescola)». Como si viviese en un país llamado Codorniz .

¡Vaya parvada! ¡Cuánto tiempo y dinero gastados en randear de aquí para allá nuestra pequeña e inestable historia! ¡Qué obcecación en el cumplimiento de promesas irreflexivas y de políticas tan poco testadas! Pero no descarto, vive Dios, que también yo pueda estar equivocado y obcecado, empujando la randoira a mi medida.

Y por eso espero ser relevado en mi protesta contra las galiñas azuis por los delfines rojos. ¿Y qué son los delfines rojos? Son el Consello da Cultura Galega, la Real Academia y otras instituciones similares, a las que denomino así -delfines colorados- para despolitizarlas

Tomado de La Voz de Galicia, sección opinión, 20/8/2009

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres